publicidad
Arte  Escultura

Ironía. Fundación Joan Miró. Parque de Montjuïc. Barcelona. Hasta el 4 de noviembre

JAUME VIDAL OLIVERAS1019275 Arahi Zapatillas Gris One carbón tenis Negro Hoka de 2 hombre para Gris | 26/09/2001 |  Edición impresa


Wim Delvoye: Chantier III, 1994

2 carbón Arahi Gris Gris para de Negro 1019275 One tenis Hoka Zapatillas hombre
Es muy difícil definir la ironía; término poliédrico, puede asociarse a diversas figuras y estrategias de expresión: el humor, el juego, la doble intencionalidad, la burla de todo proceso de interpretación... Pero la ironía significa ante todo distancia: un dispositivo por el que uno se aleja de aquello que considera incuestionable e irrefutable. La ironía provoca una distancia, esto es, cortocircuita los hábitos mentales y nos deja sin pautas de lectura; luego aquello que pensábamos que conocíamos o que creíamos, se nos revela como algo extraño. La distancia provocada por la ironía aporta una perspectiva diferente, o mejor, una perspectiva desconcertante que nos hace replantear las cosas.

Vamos a poner un ejemplo. La exposición, con el título de Ironía, presenta básicamente obras de reciente creación y de jóvenes artistas: Wim Delvoye, Zbigniew Libera, Rogelio López-Cuenca, Juan Luis Moraza, Antonio Ortega, etc. Al tiempo que incorpora algunos referentes históricos como Piero Manzoni, Marcel Broodthaers... En este sentido una de las piezas más significativas, localizada justo al inicio del recorrido de la muestra es el conocido neón de Bruce Nauman con la siguiente inscripción: “El auténtico artista ayuda al mundo porque revela verdades místicas”. En un breve pero interesante texto del catálogo, el comisario de la exposición, Ferrán Barenblit, hace referencia del juego de contrasentidos que presenta la frase de Nauman; en resumen, nada es cierto y esta pieza desencadena una serie de preguntas: ¿El artista se cree el enunciado?, ¿o dice lo contrario de lo que piensa?, ¿el enunciado es falso o verdadero? ¿es una broma?... Este es el mecanismo de la ironía...
Desde siempre se ha utilizado la ironía; sin embargo hay un momento en que adquiere un especial relieve: la postmodernidad. En los años setenta y ochenta, cuando el mundo se despertó, falto de argumentos, con la resaca y el fracaso de las ideologías, entonces la ironía aparecía como el único instrumento de desenmascarar las falsas conciencias. La postmodernidad, con la decepción de las ideologías optimistas y la dificultad de reconstruir una explicación del mundo, lleva a una revitalización de la ironía. La ironía implica duda, toma de conciencia de la contradicción y la complejidad, diversidad de interpretación. Y la ironía -se dirá- nos libera de los tópicos intelectuales, de la pasión dogmática, de la tentación de la verdad, de los principios inalterables, de la repetición. La ironía es ante todo una crítica o puesta en cuestión de las verdades que se creen fundamentales; más aún representa la capacidad de dudar. Y se repetirá que sin capacidad de dudar no hay creación, ni ideas nuevas, sino simple repetición de tópicos y principios inalterables. La ironía se presenta como un síntoma de vitalidad cultural.

La noción de ironía ha gozado de una especial fortuna en el ámbito de la literatura y el pensamiento. Sin embargo, como advierte Ferrán Barenblit, la ironía no ha tenido un particular desarrollo en el estudio del arte. ¿Por qué? Se puede aventurar una hipótesis: desde Duchamp buena parte del arte contemporáneo se fundamenta en unas estrategias similares a las de la ironía; la ironía es algo tan connatural al funcionamiento del arte que uno no se percata de ello. ¿Acaso el arte contemporáneo no es una traca sin fin de efectos desconcertantes, provocaciones, chistes, juegos de interpretación? La ironía, tal como la hemos explicado, forma parte de la esencia del arte contemporáneo, razón por la cual es difícil tomar conciencia de ella y pensarla desde una “distancia” crítica.

Siempre la ironía ha sido una actitud, un punto de partida, una metodología, pero nunca un fin en sí mismo. Y sin embargo, en la creación contemporánea, la ironía es eso, una autorreferencia, una repetición ensimismada de gestos, una convención más. El arte contemporáneo ha perdido la ironía y la frescura que pudo tener algún día Duchamp; la ironía como fin en sí mismo es el arte autista. Y cuanto más autismo más capacidad de hacer surf en ferias de arte, museos y galerías de arte contemporáneo.





para bruñidas con genuino cordones Green Asher de Cuero Oxford hombre Estilo Puntas ala Ag039 8C5zw
publicidad
Gris Hoka tenis 1019275 para 2 hombre Negro Zapatillas de Arahi carbón One Gris
publicidad
de edric Skechers para Verrado barco Zapato hombre Hn7SS
Primavera de fuegoConcurso semanal de
micropoemas conducido por
Joaquín Pérez Azaústre

Esta semana en ARTE
Rogelio López Cuenca: “Me importa lo que la Historia o el mercado dejan de lado” -
Exposiciones
Jugar a ser artista - El juego del arte. Pedagogías, arte y diseño
Las frases cortas de Jenny Holzer - Jenny Holzer. Lo indescriptible
g Huarache d blanco e E Nike negro wPxRx
publicidad

  • Último
  • Más visto
  • Muere el cantautor argentino Alberto Cortez
  • Rosa Navarro, Premio Jovellanos de Ensayo
  • Hércules y Deyanira: la mitología vista por Rubens
  • Reset 19, nueva cultura para nuevos públicos
  • Kurt Cobain: arder antes que apagarse

    carbón Zapatillas de Negro Gris Gris hombre 2 Hoka tenis para 1019275 Arahi One
  • Muere el escritor Rafael Sánchez Ferlosio
  • Bauhaus: el taller de talleres
  • ARCO 2019: las recomendaciones de nuestros críticos
  • Enrique Vila-Matas: "Los escritores debemos impedir que se sepa que somos prescindibles"
  • Jeremy Irons, guía del Museo del Prado

de Arahi 1019275 Negro 2 hombre Zapatillas One tenis carbón para Hoka Gris Gris

publicidad
Runner Cruyff Brown Ripple Cruyff Ripple Marron tq4waPnd

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y nuestros servicios al usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.